Daniel G. Alfonso: “A través de una obra de arte uno puede explicar un fragmento de la historia de Cuba”

Daniel G. Alfonso | © José Alberto Siu

Entrevista realizada por Caterina Vella

A los 28 años, cargado de conocimientos artísticos, el crítico de arte, curador y editor cultural cubano Daniel G. Alfonso dejó la isla para venir a vivir al Perú a dirigir la Galería Evolución. Antes de tomar el primer jugo de maracuyá de su vida, este carismático cubano nos cuenta su historia y revela sus proyectos.

¿Cuándo empieza tu interés por el arte?
Desde pequeño siempre sentí inclinaciones hacia el arte, pero como no tenía aptitudes para la pintura me gustaba leer sobre pintores cubanos. Mi abuela me llevaba al Museo de Bellas Artes donde me interesaba saber qué querían decir los artistas con sus cuadros, por qué pintaban figuras o hacían abstracción. En secundaria tuvimos una asignatura de Educación Plástica donde hice un trabajo investigativo sobre Wilfredo Lam, uno de los grandes pintores de Cuba, a partir de allí mi pasión por el arte crece y por Wilfredo Lam más todavía.

Una vez en la Universidad de La Habana estudiando Historia del Arte, ¿alguna experiencia te hizo especializarte? 
En mi tercer año seleccionaron a diez estudiantes para escribir sobre los artistas de XI Bienal de La Habana del 2012. En el primer boletín publicaron un texto mío. Los profesores me felicitaban, ¡estaba hecho un personaje! Decidí dedicarme a la Crítica de Arte. 

¿Estando en la universidad te diste tiempo para seguir escribiendo?
¡Claro chica! Precisamente haciendo un trabajo de curaduría para esa asignatura conocí a un gran investigador cubano que tenía un blog de arte. Empecé a publicar junto a otros grandes críticos cubanos sobre arquitectura, tema que siempre me ha interesado. Que mi nombre siendo estudiante saliera al lado de críticos conocidos era un orgullo. En quinto año descubro la editorial Sello Arte Cubano y sentí que era un buen lugar para escribir. Al graduarme comencé a trabajar como editor de la revista Arte Cubano, que es la única dedicada exclusivamente al arte cubano en Cuba, es así como me empezaron a conocer y encargar textos para otras revistas.

En Cuba hay carencias económicas, pero la educación es sobresaliente. ¿Dedicarse al arte es una manera de salir al mundo?
Desde que triunfa la revolución, Fidel [Castro] defendió la cultura, a través del arte se salva un pueblo. En Cuba los artistas y deportistas siempre han tenido facilidades para viajar y conocer el mundo. 

Los artistas cubanos destacan por ser creativos a pesar de las limitaciones o quizás por ellas.
Como hemos estado cerrados al mundo los artistas han tenido que ingeniárselas. En los 80 no había materiales, trabajaban con lo que tenían, reciclaban sus cuadros, tapaban la obra para hacer otra sobre el mismo lienzo. 

La Bienal de La Habana es un referente muy importante para creadores del mundo entero. ¿Sigues participando como curador?
Desde la XII Bienal de La Habana formo parte del equipo de curadores. Juanito Delgado, el curador principal, me invitó a ser parte de la segunda edición del Proyecto Detrás del Muro, una serie de instalaciones a lo largo de todo el malecón de La Habana, el espacio urbano convertido en una gran galería de arte. Era algo muy bueno con expectativas altas, fue un éxito. Invitamos a 50 artistas, 25 cubanos y 25 internacionales de Francia, Estados Unidos, México. Ahora estamos organizando la tercera edición para el 2018. Aunque vivo en Lima sigo siendo parte del equipo curatorial.

¿Cómo llegas al Perú? Sé que fue tu primera salida de la isla.
El año 2016 la Galería Evolución de Arte Cubano, fundada en el 2015 en la zona de Monumental Callao, me invita a hacer una exposición de pinturas a la que llamé Rompiendo el mito. Fue mi primera salida de Cuba, la sociedad peruana me acogió súper bien, siempre digo que estamos cortados por la misma tijera, colonizados por españoles, tenemos prácticamente las mismas costumbres. Me sentí como en casa realmente.

¿Qué te impactó de Lima ese primer viaje?
Acabada de llegar y estaba en Barranco invitado a comer por la artista Sonia Cunliffe en compañía de Pancho Casas, de Las Yeguas del Apocalipsis. Necesitaba comprar artículos de aseo así que Sonia me dijo que fuera caminando a Metro “el supermercado más pequeño que tenemos”. Al llegar me quedé como 15 minutos en la puerta mirando a mí alrededor pensando que no podía ser, que si ese era el más pequeño no quería ir al más grande. Había tantas opciones y marcas de cada producto para elegir que se me hizo dificilísimo. Llamé a mi mamá a contarle emocionado que en Lima encontrabas de todo y preguntarle que quería que le compre.

¿Luego de curar Rompiendo el mito en la Galería Evolución te proponen vivir en el Perú?
La muestra salió muy bien, me proponen venir a dirigir la galería pues necesitaban a alguien especializado que trajera artistas. 

¿Te sientes cómodo en Lima?
Muy bien, he inaugurado la exposición Deconstrucción de la historia en la Casa de la Cultura de San Isidro, la Galería Evolución estuvo con éxito en PArc. Se vendió desde el primer día, lo que es muy  bueno para la galería y el prestigio de los artistas.

Es notorio que los artistas cubanos están siendo cotizados por coleccionistas de todo el mundo.
Sí. Recomiendo a los coleccionistas peruanos que apuesten por el arte cubano contemporáneo. El momento es ahora que los artistas son jóvenes con buen recorrido ya que han participado en bienales. A medida que pase el tiempo se irán cotizando y haciendo más caros. Ahora las obras tienen un valor de mercado accesible, en un futuro puede que se dupliquen o tripliquen los precios.

¿Qué opinas de los compradores peruanos de arte dada tu experiencia en la Feria PArc y la galería Evolución?
Perú tiene un público exquisito, en el sentido en que analizan bien antes de comprar, eso es bueno. Uno no debe comprar por comprar sino conociendo quién es el artista, su curriculum, dónde ha expuesto. El valor que tiene el artista es un valor agregado que tiene la obra. Yo asesoro a quien se acerca a la galería, si desean una explicación de la exposición doy visitas guiadas y si quieren conocer más sobre el artista hablo de él. Lo que se están llevando es una inversión.

¿En qué artistas consideras se debería invertir?
En la galería trabajo con 25 artistas, todos seleccionados bajo un criterio bien cuidadoso. No son los únicos que hay en Cuba, pero son con los que yo he trabajado y están exponiendo en la Bienal de Venecia, Florencia, Estados Unidos. Con la apertura que ha tenido Cuba a Estados Unidos y el mundo, el mercado del arte en Cuba se está gestando. Los artistas se están dando a conocer más.

¿Entre ellos quienes destacan?  
Mabel Poblet, desde que se graduó hace 10 años, ha sido conocida pues se caracteriza por tener una obra bien particular, homogénea, ha respetado su línea de trabajo, es muy limpia a la hora de trabajar, todas sus obras son de una delicadeza y una estética bien refinada, pero eso no significa que solo sean obras bellas, sino los mensajes son bastante fuertes para el contexto cubano. Un contexto que quiero que la gente de Perú conozca, no solo coleccionistas, sino todos los amantes del arte que se acerquen al arte cubano para que conozcan más sobre Cuba. Las noticias, lo que uno ve en la televisión e internet, no es lo único que se debe conocer de Cuba, a través del arte se conoce mucho y uno puede viajar a través de una obra de arte. Otros artistas jóvenes con una trayectoria importante son Lancelot Alonso y Osi Millán, quien desde los 13 años expone en China y Japón. 

¿Qué sientes que se puede conocer de Cuba a través de una obra de arte?
Puedes conocer cómo vive la sociedad cubana. Hay obras que critican a la sociedad más acomodada y otras que hablan de una Cuba que el turista no conoce. A través de una obra de arte uno puede explicar un fragmento de la historia de Cuba, un presente más inmediato o un futuro incluso. Es bueno que la gente se lleve ese pedacito de Cuba.

¿Qué tal Monumental Callao, hay movimiento?
Siempre tiene movimiento, van muchos tours, ya sean de escuelas de niños, grupos de la tercera edad o personas de diferentes distritos que quieren conocer que está sucediendo con el proyecto Monumental Callao y el arte que se genera allí. Los talleres de artistas, exposiciones, tiendas, restaurantes, clases de origami, conferencias, los graffitis, tenemos mucho que ofrecer.

¿Le ves futuro a FUGAZ, arte de convivir?
Sí, sí le veo futuro, le veo esperanza y seguimos creciendo. Quiero enseñar a la gente del barrio y a los que se acerquen, cursos como Historia del Arte y Apreciación del Arte.

¿Tienes nuevos proyectos en mente?
Te pudo adelantar un proyecto bien ambicioso donde voy a vincular el arte peruano con el cubano, voy a poner a dialogar a artistas de ambos países. Será una selección rigurosa, de unos diez o máximo 12 artistas de cada país. Desde que llegué he visitado varios estudios y siento que hay puntos en común en cuanto a lo formal. Me estoy insertando en su grupo social e incluso les he escrito textos. No puedo adelantar mucho, pero sí tengo varios proyectos en mente y pienso que todos van a salir bien.

¿Extrañas Cuba?
Siempre se extraña, pero me siento bien pues como estoy trabajando con artistas cubanos a Cuba la tengo cerca, pero igual la tierra se extraña, sobre todo su ambiente cultural que es bastante diferente al del Perú. Igual puedo decir que estoy muy contento, y que tú me entrevistes para EnLima me pone más contento todavía, eso chica, ¡y ahora a probar jugo de maracuyá!

+ info: Galería Evolución

Read more

Lambayeque, nuevos horizontes de la arqueología peruana

© Proyecto de Sipán

Artículo escrito por Carina Moreno

Hablar de la Ruta Moche es pensar en los sitios arqueológicos que se encuentran distribuidos entre los departamentos de Lambayeque y la Libertad. Sitios como La Huaca de la Luna y el Sol. Sipán y Sicán se encuentran aún en proceso de investigación y cada vez los hallazgos son más sorprendentes.

Es por eso que llama la atención la reciente publicación del libro Lambayeque, nuevos horizontes de la arqueología peruana, una obra colectiva que involucra a investigadores tanto peruanos como de otros países: Bernd Schmelz, Krzysztof Makowski, Edgar Bracamonte, Carlos Elera, Antonio Aimi, Walter Alva, Luis Chero, y Susan Ramírez, entre otros.

El libro fue realizado en el marco del proyecto de desarrollo Propomac promovido por la Università degli Studi di Milano y financiado por el Fondo Ítalo Peruano. El proyecto empezó en el 2010 en el SHBP (Santuario Histórico del Bosque de Pómac), donde se han hecho trabajos para el desarrollo de la población local (agua potable, construcción de una planta para la producción de harina de loche y otros productos). Al mismo tiempo, se promovieron importantes excavaciones en Huaca Lercanlech, bajo la dirección del arqueólogo Carlos Elera, del Museo Nacional Sicán.

Para las instituciones italianas estas actividades de capacitación y puesta en valor son acciones que fomentan el desarrollo de las zonas aledañas a los sitios arqueológicos.

Lambayeque, nuevos horizontes de la arqueología peruana es una publicación que ofrece, entre otras novedades, un interesante debate en un artículo de Kristof Makowski sobre el uso del término Lambayeque versus Sicán en las investigaciones de la Costa Norte, como también lo afirma Carlos Elera del Museo Nacional de Sicán quien vino a Lima para participar en la presentación.

Gracias a que el proyecto financió nuevos análisis de Carbono 14 y Termoluminiscencia de algunas piezas, Antonio Aimi, Walter Alva, Luis Chero, Marco Martini, Francesco Maspero y Emanuela Sibilia, utilizando nuevos fechados obtenidos de dichos análisis según modelos bayesianos, lograron determinar una nueva cronología de Sipán, de la que inferimos que el Señor de Sipán es cuatro siglos más reciente de lo que se pensaba, ya que la Tumba 1 se remonta al 640-680 d.C.

Por su parte, Carlos Wester La Torre parte del impactante descubrimiento de la tumba de la sacerdotisa de Chotuna – Chornancap para abordar el tema de la importancia del papel de las mujeres y, en particular, de las mujeres de poder en las culturas Moche y Lambayeque.

Junto a Elera llegó a Lima el arqueólogo Luis Chero del proyecto arqueológico Sipán y ambos aseguran que la presencia de los museos, la capacitación y los talleres de concientización han detenido de alguna manera los huaqueos que asolaron la zona durante años. “Se solía huaquear en Semana Santa. Es muy difícil para los arqueólogos contextualizar piezas desperdigadas de una tumba luego que esta ha sido profanada. Afortunadamente aún existe mucho por explorar e investigar”, comenta Elera.

Por su parte, Chero cuenta que el proyecto del FIP y la universidad italiana permitió realizar investigaciones y hallazgos a partir de los apuntes del arqueólogo Izumi Shimada.

Ambos arqueólogos también mostraron su preocupación porque la reciente crecida de los ríos, que en el caso de Sicán está a 200 metros, amenazan con destruir los sitios prehispánicos por lo que solicitan las autoridades pertinentes puedan tomar las medidas necesarias en coordinación con el Ministerio de Cultura y las zonas arqueológicas.

Read more