Franco Vella: Creador de espacios

Franco Vella en su estudio | © Aíssa Puelles Vella

Artículo escrito por Caterina Vella

En su estudio en la azotea de un alto edificio de San Isidro diseñado por él, el arquitecto y artista plástico Franco Vella (Roma, 1939) dedica sus tardes a pintar al óleo. Hacerlo es una permanente mezcla de sufrimiento y placer, lo angustia la obligación de presentar una exposición anual y a la vez disfruta entrar al taller y aspirar el olor del óleo, el aceite, el aguarrás y la trementina, materiales con los que pintaban los grandes maestros a los que admira como Leonardo da Vinci, Rubens, Goya, Caravaggio y Velásquez. “Un genio entre los genios”, dice emocionado Vella, quien medio en broma, medio en serio, confiesa que no se considera un pintor de verdad.

Otros ámbitos es la séptima individual de Franco Vella, quien desde muy joven empezó a pintar pero optó por la arquitectura como profesión, en la que destaca con obras emblemáticas como la Biblioteca Nacional, Centrum Católica, UPC de Av. La Marina y el remodelado BBVA. En su faceta de artista plástico los últimos cuatro años ha presentado en la galería Yvonne Sanguineti las exposiciones Pinturas (2013), Ciudades Invisibles (2014), Upsidedown (2015) y ¡PLOFF! (2016), todas muestras con influencias arquitectónicas.
 

“Pintar al óleo es una forma de expresarme, me considero un pintor a la antigua usanza. Pinto un cuadro con pinceles y óleos sobre una superficie y le pongo un marco. Sufro más con esto que con la arquitectura, me canso mucho más también. La postura agota, las cosas se chorrean, la madera prensada se cuartea, es complicado. Espero que al público le gusten mis cuadros, algún día estarán en algún museo, guardados en un sótano o usados para hacer otra cosa, un techo quizás”, dice riendo.

Las formas geométricas son tema recurrente en su obra. “Me gustaría romper el esquema y pintar otras cosas pero la regla, la escuadra, el escalimetro y la línea me persiguen. Me encantaría pintar como Sérvulo Gutierrez o Willem de Kooning, ser un expresionista, pero lo geométrico me sale del inconsciente”, comenta un tanto atormentado sobre sus ocho cuadros de mediano formato (80 cm. x 90 cm.) y vivos colores en los que destacan fantásticas composiciones de ciudades que inventa, sueña e imagina, al ver por las ventanas de su taller las grúas, poleas, piñones y cables de los edificios en construcción de una Lima que crece imparable a su alrededor.

Otros ámbitos se puede visitar hasta el 14 de julio 2017, en Galería Yvonne Sanguineti, de lunes a sábado de 11 am a 8 pm. Ingreso libre.

+ info: OTROS ÁMBITOS

Read more